Google+ Followers

jueves, 22 de noviembre de 2012

El ejercicio detiene el encogimiento del cerebro.

Redacción. BBC Mundo. Martes, 23 de octubre de 2012
El ejercicio regular puede ayudar a evitar el encogimiento cerebral y otros signos vinculados a la demencia, revela un estudio.
La investigación de la Universidad de Edimburgo, Escocia, involucró a 638 personas de 70 años que fueron sometidos a escáneres cerebrales.
Los resultados mostraron que quienes eran más activos físicamente tenían una menor reducción del volumen cerebral que quienes no se ejercitaban.
Y el ejercicio que realizaban, dicen los investigadores, no era vigoroso. Incluso salir a caminar varias veces a la semana ayudó a lograr este efecto.
Por otro lado, quienes llevaban a cabo actividades de estimulación mental e intelectual, como crucigramas, leer un libro o socializar con amigos, no mostraron efectos beneficiosos en el tamaño del cerebro, dice el estudio publicado en la revista Neurology.

Deterioro cerebral

Se sabe que la estructura y funcionamiento del cerebro se deterioran con el paso de los años.
También se ha demostrado que el cerebro tiende a encogerse y ese encogimiento está vinculado a una pérdida de memoria y capacidades cerebrales.
Los estudios han mostrado que las actividades sociales, mentales y físicas pueden tener un rol protector para prevenir este deterioro.
Sin embargo, hasta ahora no se habían llevado a cabo estudios amplios con escáneres cerebrales para observar estos cambios en la estructura y volumen cerebral.
Para el estudio de tres años, el doctor Alan Gow y su equipo pidieron a los participantes que llevaran un registro de sus actividades diarias.
Al final de ese período, cuando los participantes tenían 73 años, se les sometió a escáneres de imágenes de resonancia magnética para analizar los cambios en su cerebro.
Después de tomar en cuenta factores como la edad, género, estado de salud e inteligencia, los resultados mostraron que la actividad física estaba “significativamente asociada” con menos atrofia cerebral.
“Las personas en sus años 70 que participaban en más ejercicio físico, incluida una caminata varias veces a la semana, mostraron menos encogimiento cerebral y otros signos de envejecimiento del cerebro que aquéllos que eran menos físicamente activos”, dice el doctor Gow.
“Por otra parte, nuestro estudio no mostró ningún beneficio real en el tamaño del cerebro con la participación en actividades mental y socialmente estimulantes, según lo observado en los escáneres de resonancia magnética, durante los tres años de estudio”, agrega.
Según el investigador, la actividad física también resultó vinculada a un incremento en el volumen de materia gris.
Cuando los científicos analizaron el volumen de la materia blanca, la encargada de transmitir mensajes en el cerebro, encontraron que los individuos más activos físicamente tenían menos lesiones en esta área que los menos activos.

Causas

Aunque estudios en el pasado han mostrado los beneficios del ejercicio para evitar o retrasar la demencia, hasta ahora no se sabe con claridad por qué.
Los investigadores creen que los efectos beneficios del ejercicio podrían deberse a que éste incrementa el flujo de sangre, oxígeno y nutrientes al cerebro.
Pero otra teoría es que como el cerebro de la gente se encoge con la edad, estas personas tienden a ejercitarse menos y por lo tanto a obtener menos beneficios.
Cualquiera sea la explicación, dicen los expertos, los resultados muestran que el ejercicio beneficia la salud.
“Este estudio vincula la actividad física a menos signos de envejecimiento del cerebro, lo que sugiere que es una forma de proteger nuestra salud cognitiva” afirma el doctor Simon Ridley, de la organización Alzheimer’s Research UK.
“Aunque no podemos decir que la actividad física es el factor causal en este estudio, sí sabemos que ejercitarse en la mediana edad puede reducir el riesgo de demencia más tarde en la vida”.
“Será importante seguir a estos voluntarios para ver si estas características estructurales están asociadas con un mayor deterioro cognitivo en los próximos años”.
“También será necesario realizar más investigaciones para conocer con más detalle porqué la actividad física está teniendo este efecto beneficioso”, añade.
Por su parte, el profesor James Goodwin, de la organización Age UK, que financió la investigación, expresa que “este estudio vuelve a poner de manifiesto que realmente nunca es demasiado tarde para beneficiarse del ejercicio, así sea una caminata vigorosa a las tiendas, hacer el jardín o participar en carreras de diversión”.
“Es crucial que, si podemos hacerlo, nos mantengamos activos a medida que envejecemos” agrega.
Fuente:

jueves, 4 de octubre de 2012

Primer aniversario de Coaching Connection

Hace un año, os presentaba en este blog nuestra revista digital interactiva especializada en Coaching. En aquel momento, nuestra ilusión era la de compartir conocimiento con otros profesionales del sector y también poder hacer partícipes a todos nuestros lectores que quisiesen aportar ideas.

Aquí os presento la duodécima edición, que ha superado las espectativas que teníamos hace doce meses para convertir nuestra revista en un punto de generación de sinergias.

Gracias a todos los que lo habéis hecho posible.

http://www.coachingconnection.es/

jueves, 20 de septiembre de 2012

Las vacaciones: ¿Un lujo o una necesidad?



Las vacaciones son el período de tiempo que destinamos a descansar de nuestras actividades habituales. Para obtener un descanso, hay que cambiar de actividad, es decir, que quien tiene un trabajo intelectual, debe destinar su tiempo a actividades manuales y al contrario.

La principal razón de las vacaciones es la prevención del estrés y otras patologías físicas y emocionales, así como darnos un empujón para poder rendir mejor durante el año.

Durante todo el año, el estrés, nos provoca una respuesta biológica que es el resultado de la producción de hormonas en grandes cantidades y de la alteración de los neurotransmisores cerebrales, y es por esto por lo que se deteriora nuestra salud tanto física como mental, lo que nos lleva a disminuir el rendimiento en nuestras actividades laborales y relaciones sociales.


El hipotálamo, la hipófisis y las glándulas suprarrenales gobiernan las reacciones orgánicas del cuerpo. Ante situaciones alarmantes o períodos prolongados de estrés, este eje de comunicación se ve alterado y se provoca la producción incrementada de cortisona y adrenalina. Este aumento puede provocar problemas graves como aumento de la presión arterial o la frecuencia cardíaca, afecciones coronarias más severas, incremento de los niveles de azúcar y colesterol o descalcificación de los huesos. También del exceso de cortisona se pueden derivar trastornos del sueño y de la memoria o cambios en nuestro estado de ánimo. El estrés también puede afectar al sistema nervioso autónomo, produciendo gastritis, úlceras, diarreas, colon irritable, o afecciones dermatológicas como psoriasis, vitíligo o calvicie.

Para prevenir todas estas afecciones, es necesario un período de descanso, que ayuda a restablecer el organismo y no saturarlo. Hay estudios que indican que éstas deben ser como mínimo de tres semanas, donde hay que cambiar de hábitos, de horarios, etc

Algunos estudios han descubierto que la rutina limita nuestros pensamientos, lo que produce un adormecimiento del mismo y puede llegar a atrofiarlo. La activación neuronal contribuye a mantener el cerebro sano y prevenir la disminución cognitiva que surge con los años. En largos períodos de trabajo, lo que hacemos es restringir nuestras actividades a las situaciones que conocemos, produciendo este efecto en nuestro cerebro, por tanto, limitamos su funcionamiento.

 

Por todo esto, sólo queda concluir que las vacaciones de calidad son imprescindibles para mantener la agudeza mental, el estado físico y emocional de cualquiera de nosotros. Espero que aprovechéis este artículo para, si no lo habéis hecho todavía, encontrar ese motivo que todos buscamos para irnos de vacaciones y disfrutarlas plenamente.

martes, 19 de junio de 2012

El bambú japonés. Cuento Zen.

No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buena semilla, buen abono y riego constante.
También es obvio que quien cultiva la tierra no se para impaciente frente a la semilla sembrada y grita con todas sus fuerzas: "¡Crece, maldita seas!"...

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo trasforma en no apto para impacientes: Siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente.

Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto, que un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de solo seis semanas la planta de bambú crece ¡más de 30 metros!

¿Tardó solo seis semanas crecer?.

No. La verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento que iba a tener después de siete años.

Quiero agradecer a mi gran amiga y compañera Lola Minchero, que me ha ayudado con esta fábula que nos ayuda a ver que para tener éxito en esta vida, hay que ser como el bambú japonés, que a parte de esta peculiaridad, tiene otras muchas que también nos podemos aplicar, como la flexibilidad y la capacidad de levantarse cuando el viento le hace tocar el suelo.

miércoles, 18 de abril de 2012

Miedo al miedo...

Se encontraba mal, el estómago revuelto, mareada y muy débil. En los últimos meses había perdido mucho peso.

Estaba realmente preocupada... ¡No podía caer enferma ahora!"¡Con la de trabajo pendiente que tengo!", se decía a sí misma, "¡Y no tengo quién me sustituya!".

Envió un mensaje a su novio y le dijo "Creo que me estoy poniendo enferma, y no me lo puedo permitir..."

A Daniel se le encendió la luz de alarma cuando ella le describió sus síntomas, le resultaban muy familiares... quizás demasiado. Entonces le preguntó "¿A qué tienes miedo?" y ella le contestó "A ponerme enferma, a que esto no se me pase, con todo lo que tengo que hacer en los próximos meses."

Estaba claro, más que claro, cristalino, cualquiera lo hubiese visto excepto ella.

Tras una larga conversación con Daniel, se sintió un poco mejor, parecía que realmente estos síntomas no eran producidos por ninguna grave enfermedad, sino por algo que a ella tampoco le resultaba desconocido, pero que todavía no había aprendido a identificar... la ansiedad.

Daniel le explicó que esto era algo que la iba a acompañar durante toda su vida, cada vez que tuviese que hacer una exposición en público. En ese momento, a ella se le volvió todo negro "¿Que esto no se cura? ¡¡Pero si mi trabajo consiste precisamente en eso!! Estoy condenada a vivir enferma ¿Por qué me pasa esto a mí?"

Daniel le explicó que esto le pasaba a todo el mundo, pero ella no se lo acababa de creer ¿Cómo les iba a pasar eso a esas personas tan competentes en sus trabajos? Fue entonces cuando él le explicó que esas personas, simplemente habían aprendido a vivir con ello, lo habían aceptado y lo gestionaban de la mejor manera mediante técnicas basadas en la Inteligencia Emocional. Ella pensó, "Si ellos pueden... ¿Por qué yo no?" Y se puso manos a la obra.

miércoles, 11 de abril de 2012

Cuando parece que todo va mal... Posiciones perceptivas!!!

A veces en la vida, parece que todo nos sale mal... Parece que el trabajo no marcha como debería, que la familia no nos trata como merecemos, que los amigos hacen su vida sin contar con nosotros... Todos tenemos días malos en que lo vemos todo negro.

Los más positivos, nos empeñamos en buscar alternativas a todo esto, pero a veces... es tan difícil... que dan ganas de tirar la toalla ¿verdad?

¿Qué hacemos en este caso? ¿Cómo catalizáis un bloqueo que sabéis que ha provocado vuestra mente pero parece tan real...?

Hoy me apetece compartir con vosotros cuál es mi técnica de desbloqueo en estos casos, algo tan sencillo como buscar otra posición perceptiva.

¿A qué me refiero con una posición perceptiva? A algo tan fácil como aprender a pensar desde la percepción de otra persona, cosa que hay que practicar mucho, ya que a la primera y embargados por la nube emocional del momento, puede parecer difícil.

Si no podéis en un principio poneros en el lugar de la otra parte, o verlo desde un punto de vista imparcial, no tengáis ningún problema en buscar a una persona ajena que os pueda dar su opinión (siempre asegurándonos de que es realmente imparcial).

Si somos capaces de entender cuál es la situación desde otro punto de vista, también podremos encontrar alternativas que desde la implicación emocional máxima jamás habríamos pensado.

Os invito a practicar... y ya me contáis qué tal os ha ido.

lunes, 5 de marzo de 2012

Certificación en Coaching Profesional: Experto en Coaching en UNED Valencia



 

Desde Escuela Europea de Líderes, en colaboración con UNED Valencia, nos complace presentaros la Certificación en Coaching: Experto en Coaching, que acredita al alumno para ejercer como Coach a nivel internacional. Avalado por la Asociación Española de Coaching (ASESCO), la Asociación Internacional de Coaching (AIC) y la Asociación Internacional de Coaches y Consultores (AICC).




Dirigido a:



- Quien quiera introducirse en el mundo del coaching para SER COACH

- Quien dirija procesos de desarrollo personal, profesional y organizacional.

- Quienes coordinen personas y equipos de trabajo en cualquier ámbito de la empresa.

- Quienes deseen abordar un cambio profesional en sus vidas para ejercer esta profesión.

- Quienes decidan y/o necesiten adentrarse en un proceso de crecimiento personal y profesional.

- Quienes Adviertan que el coaching es algo que han estado haciendo a lo largo de su vida y estén interesados en participar en un proceso de reflexión y sistematización, incrementando su bagaje formativo para ponerlo al servicio de su desarrollo profesional

- Quienes ejerzan como profesionales de la psicología, pedagogía, la salud y la clínica. También va dirigido a empresarios y ejecutivos, mandos, técnicos y especialistas, así como a estudiantes y graduados de cualquier especialidad.



La duración total del curso consta de 256 horas teórico-prácticas, que se compaginarán con sesiones de coaching personalizadas para el alumno y la creación de un plan de marketing personal.



La impartición de las clases será presencial, en Valencia (España), y también se podrá seguir por vídeo-conferencia desde cualquier otro lugar.



Esta formación puede ser bonificable hasta el 100% por la Fundación Tripartita y financiable hasta 12 meses sin intereses por La Caixa.

Para más información sólo tenéis que enviar un mail a annafortea@escuelaeuropeadelideres.com

martes, 28 de febrero de 2012

No me presiones que me desmotivas!!!

Con el título de esta entrada, he querido hacer un símil al de la película "No me chilles que no te veo", del mismo modo que en ella, podemos interpretar que este título es absurdo y sin sentido, como lo podrían hacer la mayoría de los directivos de nuestras empresas.

Ya hemos hablado otras veces de las características que debe poseer un buen Líder. Hoy me voy a centrar en una de ellas, que es para mí la principal. La capacidad de observación y conocimiento de su equipo.

Es deber de todo Líder conocer a cada uno de los miembros de su equipo y saber cuál es la técnica que debe utilizar con cada uno de ellos para conseguir un mayor rendimiento.

Hay varios tipos de personas:

Hay gente, a la que es necesario estar constantemente presionándola para que puedan mejorar su rendimiento.
Hay otros, que necesitan de la adulación para obtener de ahí la gasolina necesaria para rendir cada vez más. Y hay un tercer grupo, que sólo necesita que les dejen trabajar a su aire, sin presiones y con libertad creativa para poder desarrollar proyectos cada vez más grandes y ambiciosos.

Sin embargo, nos empeñamos en tratar a todos por igual ¿y por qué hacemos esto? Muy sencillo, porque implica un menor esfuerzo por parte del líder, que normalmente se decanta por la presión, sin saber, que los equipos de trabajo sometidos a demasiada presión pueden reaccionar de manera inversa a la que su líder espera, es decir, que en vez de inflarse como un globo, se desinflan.

Cuando un equipo está desmotivado debido a un exceso de presión, es muy difícil recuperar su confianza, y siempre queda ese "yo voy a seguir alerta por si vuelve a pasar". Todos sabemos que un equipo desmotivado no es rentable para ninguna empresa y las consecuencias pueden ser nefastas, tanto para la empresa, para el equipo, como para la persona que ha originado esta situación, que es el directivo que no ha sabido gestionar a su equipo.

Como Líderes, debemos tener en cuenta las consecuencias de cada uno de nuestros actos, no sólo para nosotros mismos, sino también para las personas que están a nuestro cargo y la empresa que depositó su confianza en nosotros. Es una responsabilidad muy grande, estemos a la altura!!