Google+ Followers

domingo, 3 de abril de 2011

¿Preparados para el cambio?

En el mundo que vivimos y en los tiempos que estamos, debemos estar preparados para todo tipo de cambios repentinos en nuestras vidas.

Sin haber pensado en ello y de la noche a la mañana, se pueden suceder una serie de cosas que parece que no estamos preparados para vivir.

Un día llegas al trabajo y la puerta está cerrada, han decidido cerrar la empresa y nadie había pensado en ello porque no se veía venir... ¿alguien se había molestado en observar y reflexionar sobre ello? No, simplemente os habíais limitado a dejaros llevar por la rutina, os habíais limitado a trabajar todos los días del mismo modo y a cobrar a final de mes, que, al fin y al cabo, era lo importante. Y una vez ha sucedido... os dais cuenta de que hubo muchas señales que indicaban que esto podía ocurrir.

Cuando llegas a casa, tu pareja se ha ido y te ha dejado una nota de despedida... ¿Pero qué ha ocurrido? Si todo estaba como siempre.... ¿Estás seguro? Vivir al lado de una persona, no significa que le prestes la atención necesaria. Seguramente llevaba meses enviando señales de descontento, pero no te has molestado en intentar entenderlas.

Y así puede ocurrir en cualquier faceta de nuestras vidas. Por eso es importante saber observar todo lo que ocurre a nuestro alrededor, porque nos da pistas sobre cómo se pueden desarrollar las cosas en un futuro.

Si no hemos podido llegar a tiempo para darnos cuenta de lo que estaba ocurriendo y atajar el problema (no todo el mundo tiene capacidad suficiente de observación como para descifrar las complejas señales que emitimos inconscientemente), sólo nos queda afrontar el cambio.

¿Y cómo podemos hacerlo? No aferrándonos a lo que teníamos y buscando nuevos objetivos en los que centrarnos, no perder nunca la ilusión y la motivación es lo que nos ayudará a recuperar la normalidad en nuestras vidas, no sin antes pasar por lo que se llama "período de duelo", que es algo necesario para poder afrontar después una nueva etapa.

Espero que no tengáis que enfrentaros a muchos cambios negativos en vuestras vidas, pero he considerado necesario publicar estas sencillas pautas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario